Destacados

ver más
Colecta Pública Nacional ADRA 2018POR Colegio Adventista Titicaca
013/08/2018

La única colecta en nuestro país que destina sus fondos a atender personas que sufren las consecuencias de los desastres.

Inaguraciones del CAT 2018POR Colegio Adventista Titicaca
Día de la banderaPOR Colegio Adventista Titicaca
Tutoría y PsicologíaPOR Colegio Adventista Titicaca

Matrículas Abiertas

Plan Lector

BLOG PORTAL

Lectura Bíblica: Jueces 15

Derrota de los filisteos

1 Después de cierto tiempo, durante la siega del trigo, Sansón visitó a su esposa con un cabrito, diciendo: “Visitaré a mi esposa en la cámara”. Pero su suegro no lo dejó entrar. 2 Le dijo: “Pensé que ya no la querías, y la di a tu compañero. Pero su hermana menor, ¿no es más hermosa que ella? Tómala en su lugar”. 3 Sansón le respondió: “Esta vez seré sin culpa si daño a los filisteos”. 4 Fue Sansón y cazó trescientas zorras. Trajo teas, y juntó cola con cola, y puso una tea entre cada dos colas. 5 Después encendió las teas y soltó las zorras en los sembrados de los filisteos. Así quemó las gavillas, el trigo que estaba en pie, y hasta las viñas y olivares. 6 Y preguntaron los filisteos: “¿Quién hizo esto?” Y les dijeron: “Sansón, el yerno del timnateo, porque su suegro le quitó la esposa y la dio a su compañero”. Y los filisteos fueron y la quemaron a ella y a su padre. 7 Entonces Sansón les dijo: “Ya que así habéis hecho, me vengaré de vosotros y después os dejaré”. 8 Y les hirió muslos y cadera con gran mortandad. Después se fue a vivir en la cueva de Etam.

Judá entrega a Sansón

9 Entonces subieron los filisteos y acamparon en Judá, y se tendieron por Lehi. 10 Los hombres de Judá les preguntaron: “¿Por qué habéis venido contra nosotros?” Respondieron: “Hemos venido a prender a Sansón, para hacerle como él nos hizo”. 11 Entonces fueron tres mil hombres de Judá a la peña de Etam y le dijeron: “¿No sabes que los filisteos nos dominan? ¿Por qué nos hiciste eso?” Él respondió: “Les hice como ellos me hicieron”. 12 Ellos entonces le dijeron: “Hemos venido a prenderte y entregarte a los filisteos”. Sansón respondió: “Juradme que vosotros no me mataréis”. 13 Ellos respondieron: “No. Solamente te ataremos y te entregaremos en sus manos. No te mataremos”. Entonces lo ataron con dos cuerdas nuevas y lo llevaron de la peña.

Mata a mil hombres

14 Cuando llegaron a Lehi, los filisteos salieron a recibirlo con algazara. Pero el Espíritu del Señor descendió sobre él, las cuerdas que estaban en sus brazos se volvieron como lino quemado y las ataduras cayeron de sus manos. 15 Y como encontró una quijada de asno aún fresca, extendió su mano, la tomó y con ella mató a mil hombres. 16 Entonces Sansón dijo: “Con una quijada de asno, un montón, dos montones. Con la quijada de un asno maté a mil hombres”. 17 Cuando dejó de hablar, echó de su mano la quijada y llamó a ese lugar Ramat Lehi (Colina de la quijada). 18 Y sintiendo una gran sed clamó al Señor: “Tú has dado esta gran salvación por medio de tu siervo. ¿Moriré ahora de sed y caeré en manos de los incircuncisos?” 19 Entonces Dios abrió la cavidad que hay en Lehi y brotó el agua. Cuando Sansón bebió, recobró el espíritu y se reanimó. Por eso llamó a ese lugar En Acore (Fuente del que clamó), que está en Lehi hasta hoy. 20 Y Sansón juzgó a Israel en los días de los filisteos durante veinte años.

Banners

Mayo de 2019

 

Volver

DomLunMarMieJueVieSab
2829301234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930311